FITNESSREAL.ES

SOBRE LA CERVEZA

Últimamente he leído muchas “afirmaciones” referentes a la cerveza y el vino y su relación con la salud que me hacen chirriar un poco. Por no decir mucho. Sé que es un tema sensible. Sé que es un tema que mucha gente se pone a la defensiva porque muchas personas consumen estas bebidas y parece que les estás diciendo que están haciendo algo mal.

No es mi intención. De hecho, es un artículo constructivo y sobretodo informativo, que espero que os resuelva las dudas sobre estás afirmaciones generalistas. Luego, una vez informados debidamente, podéis hacer lo que os plazca, por supuesto. Pero con conocimiento de causa.

En esta primera parte nos centraremos en la cerveza. En la próxima entrega haremos lo propio con el vino.
Vamos a ello.

MARCO LEGISLATIVO

Lo primero que me gustaría dejar claro que existe una legislación clara respecto a anunciar que las bebidas alcohólicas tienen supuestos beneficios para la salud, como así marca el Reglamento (CE) No 1924/2006 relativo a las declaraciones nutricionales y de propiedades saludables en los alimentos.

En dicho reglamento, en el artículo 4 apartado 3 podemos leer claramente lo siguiente:

En las bebidas con una graduación superior al 1,2 % en volumen de alcohol no podrán figurar:

a) declaraciones de propiedades saludables, ni
b) declaraciones nutricionales diferentes de las que se refieran a una reducción del contenido de alcohol o de energía.

Es decir, que bajo ningún concepto una bebida superior al 1,2% de volumen de alcohol puede alegar que tiene beneficios a nivel de salud ni que puede prevenir enfermedades o reducir riesgo de las mismas. Teniendo en cuenta que el vino tiene entre 5% y 14% de volumen de alcohol y la cerveza tiene entre 2,5% y 15% de alcohol…podemos establecer sin duda alguna que ambas quedan incluidas dentro de este reglamento.

Esto para empezar.

CONFLICTO DE INTERÉS

Imagen relacionada

Está claro que al no poder decir este tipo de afirmaciones existen grupos importantes que presionan para que estos mensajes lleguen al público en general, ya sea mediante los medios de información, mediante . Y esto crea, evidentemente, conflictos de interés obvios y como tal debemos tenerlo en cuenta a la hora de valorar la fiabilidad de la información presentada.

Veamos un par de ejemplos.

En 2016 salió un paper que proponía un consenso sobre los efectos en la salud del consumo “moderado” de cerveza. Luego hablaremos de la palabra moderado, que se las trae.

Las conclusiones son que el consumo moderado de cerveza no presenta riesgo en enfermedades crónicas y que puede incluso proteger contra enfermedades cardiovasculares. Esto como conclusiones. Sin embargo, en el mismo abstract te dicen, 4 frases antes, que el consumo de alcohol, en cualquier dosis, no está recomendado para personas con ciertas patologías cardiovasculares. ¿No habíamos dicho que el alcohol es cardioprotector?

Lo importante de esto es ver quién ha financiado este “consenso” y qué tipo de “expertos” forman el panel de asesores para hacer este tipo de afirmaciones.
Efectivamente, el estudio ha sido financiado por Assobirra, la asociación italiana de las industrias de malta y cerveza.
Y si vamos a los expertos, vemos que 4 de ellos trabajan con empresas del sector, como Assobirra, Asociación Cerveza y Salud, Cerveceros de España o la Fundación para la investigación del vino y nutrición (FIVIN).

No lo definiría como un panel objetivo, que digamos, máxime cuando 4 de ellos están a sueldo de empresas que han financiado el mismo estudio y que tienen un interés importante en que el estudio tenga un resultado determinado.

Veamos otro ejemplo. Hace unos meses en la página web de La Sexta se subió una noticia que se titulaba:

“Buenas noticias para los amantes de la cerveza: es baja en calorías y no engorda”.

La primera en toda la frente. La noticia seguía así:

“Este ha sido el eje central del encuentro ‘La cerveza y buena salud’, organizado por la Clínica Montpellier de Zaragoza y el Centro de Información Cerveza y Salud. Durante la jornada, el profesor de Nutrición Humana y Dietética de la Universidad Complutense de Madrid, Jesús Román Martínez, ha señalado que la aportación calórica de la cerveza es muy baja: 45 kcal./100 ml. en el caso de cerveza tradicional y 17kcal./100 ml. en el caso de la cerveza sin alcohol.”

Es decir, que en un evento organizado por el Centro de Información Cerveza y Salud (CICS) se ha dicho que la cerveza es la hostia. Vaya, no me lo esperaba. Pero es que la cosa nuevamente va más lejos. El profesor Jesús Román Martinez, si vamos a su currículum, veremos que es miembro del comité científico del Centro de Información Cerveza y Salud (por cierto, el presidente de esta asociación es uno de los expertos del consenso anterior. Al final todo queda en casa ;))

También es, por cierto, presidente del Comité Científico de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA), que tal vez os suene por poner su sello y avalar el consumo de productos tan saludables como el bollycao, por ejemplo.

Resultado de imagen de galletas dinosaurus sedca

Con este apartado simplemente quiero dejar claro que podemos pensar que bajo ciertas circunstancias puede existir un conflicto de interés obvio para que se pongan de manifiesto ciertas conclusiones mientras que se obvian ciertas otras. Y como estos ejemplos, hay centenares.

 

HABLEMOS DE LA CERVEZA

Resultado de imagen de beer wallpaper

Ya vamos entrando en materia. Empezaremos por la cerveza y las afirmaciones que se suelen hacer respecto a la misma e iremos viendo si se sostienen o no.

 

1)LA CERVEZA ES NUTRITIVA PORQUE TIENE VITAMINAS DEL GRUPO B

Efectivamente esto es una realidad. Tiene vitaminas del grupo B.
Sin embargo, no es una gran fuente de las mismas. Tenemos que irnos a un litro de la misma para cubrir menos del 30% de vitamina B6, menos del 20% de B2, por ejemplo. Por lo que un vaso (aproximadamente 250ml) aportará el 7% de la primera y apenas el 5% de la segunda.

Hay que considerar también que las vitaminas del grupo B no tienen un contrato de exclusividad con la cerveza, y que si estamos consumiendo cerveza con el fin de obtener dichas vitaminas, hay alimentos que son mejores opciones.
En el caso de la vitamina B6, un huevo entero nos da más del 10% de la CDR y casi un 20% de la vitamina B2. Ahí es nada. Y no pasa nada por consumir más de un huevo al día, como aclaré en este artículo y en este vídeo.

Por ejemplo, hay algunos artículos que pregonan que la cerveza es una de las mejores fuentes de B9 de la dieta porque aporta 10 microgramos por 100ml. Es decir, que un vaso aportaría 25 microgramos de B9. La CDR de B9 es de 400 microgramos, por lo que si queremos meter la cerveza como principal fuente de B9 nos tenemos que ir a 16 vasos diarios. Ok.

Hay alternativas. 200 gramos de lentejas de toda la vida tienen prácticamente el 100% de la vitamina B9. Interesante para obtenerla sin acabar en urgencias por coma etílico. Las lentejas también tienen un 20% de B6, por cierto.
Por supuesto hay más. Las hojas verdes, muchas frutas, algunos cereales y los espárragos son buenas fuentes de B9.

2)LA CERVEZA ES NUTRITIVA PORQUE TIENE MINERALES

Retomamos el mismo argumento que el punto anterior. Sí, tiene trazas de minerales. No en una cantidad muy elevada, estos minerales (como el manganeso, el cobre, potasio, fósforo o el calcio) son muy sencillos de obtener en cantidades suficientes con una dieta bien planteada y estos minerales, como he comentado antes, no tienen contrato de exclusividad.

Podemos encontrarlos de forma mucho más abundante en otros alimentos, como frutas, verduras, hortalizas, carnes, pescados, frutos secos, legumbres, lácteos, etc…

Por si te estás preguntando qué alimentos son los más altos en alguna vitamina o mineral, te dejo el siguiente link:

GUÍA DE MICRONUTRIENTES

 

3)LA CERVEZA APORTA POCAS CALORÍAS

Me han pasado esto hoy mismo. Recordemos que las frases que empiezan con “Sabías que….” suelen ser chorradas supinas.

Evidentemente sin aportar ningún tipo de evidencia, estudio al respecto. Y lo que me hace mucha gracia de la frase de las calorías es que como argumento es bien pobre. Es decir, sí, tal vez tiene menos calorías que otras bebidas alcohólicas. Eso no lo hace un punto positivo. Lo hace un punto menos negativo.

Vamos, si te pregunto qué duele menos, una patada en la pierna o una patada en los testículos probablemente me dirás “una patada en la pierna, pero idealmente no me pegues.”

Hablando de las calorías, sí que una cerveza suele tener alrededor de 120-150kcal por vaso. Es no es mucho, pero la realidad es que hay otros factores a tener en cuenta ahí. Poca gente se toma un vaso y punto. Especialmente cuando sale a cenar, o está de fiesta. Se toma varias. Y eso lo junta con la comida, que cuando se sale a comer fuera suele ser más calórica, más alta en grasas y más alta en harinas refinadas y azúcares.

Si bien podemos decir que la cerveza en sí no es una bebida especialmente calórica, el contexto en el que se suele tomar sí que lo es. Y hablando de calorías, muchas personas creen que 120-150kcal por vaso no son apenas calorías y no engordan, sin embargo se tiran de los pelos cuando alguien se toma una CocaCola, que tiene 140kcal por una lata de 330ml.

Y sabemos que las bebidas azucaradas están directamente relacionadas con el sobrepeso y la obesidad.
¿Doble rasero? En la cerveza no engorda, en los refrescos son lo peor del mundo.

Respecto a que la cerveza no engorda al tener pocas calorías, una revisión sistemática de 2013 llegaba a la conclusión que la evidencia al respecto es de muy baja calidad y no se pueden hacer estas afirmaciones. Y que un consumo de más de 2 cervezas al día sí que estaba relacionado con sobrepeso.

 

4)LA CERVEZA PREVIENE LA OSTEOPOROSIS Y EL ALZHEIMER

Nuevamente es nutrisionismo de chichinabo. Centrarnos en nutrientes aislados más allá del conjunto de todos los factores. Menos nutrientes, más alimentos. Se está cometiendo lo mismo que pensar que la fruta es mala porque tiene fructosa (reduccionismo estúpido).

En el caso que nos ocupa, la cerveza es la hostia porque tiene silicio, y el silicio ayuda a mejorar la densidad ósea y parece que hay asociación con una menor incidencia de enfermedades neurodegenerativas. Bueno, pues será cosa del silicio, digo yo. No de la cerveza. Evidentemente esto es algo que intenta meter en la consciencia colectiva el Centro de Información Cerveza y Salud (CICS)

Vuelvo a repetir lo mismo que con las vitaminas del grupo B. El silicio no ha firmado un contrato con la cerveza para que solo ella pueda aportarlo a la dieta. Señores, el silicio se encuentra también, entre otros, en cereales integrales (arroz, avena, cebada, centeno, trigo), la judía verde, el pepino (con la piel), el apio, el rábano, el plátano, las setas, las lentejas rojas, los frutos secos, las zanahorias, las espinacas, la uva (con piel), el mango, la piña, las semillas y especias como el cilantro.

Esto de pensar que la cerveza es buena porque aporta silicio es lo mismo que intentar vender como saludable el bollycao porque tiene el 50% del hierro recomendado. Oh, wait…que la SEDCA se nos ha adelantado.

Resultado de imagen de galletas dinosaurus sedca

Decir que la cerveza es buena para el cerebro por el silicio que contiene es como decir que el Bollycao es bueno por el hierro que contiene. #NutrisionismoDeChichinabo Clic para tuitear

 

5) LA CERVEZA SIRVE COMO BEBIDA DE REPOSICIÓN

Se intenta vender también la cerveza como bebida correcta post-entrenamiento. Veamos si eso es acertado.
Por definición, una bebida de reposición debe tener las siguientes características según la EFSA:

Bebidas con sabor que aportan carbohidratos (60-80 grs/L) o (, sodio (46-115mg/100ml) y potasio (3-5 mmol/L)

Por el contrario, la cerveza:

  1. Tiene más calorías, entre 320 y 460 por litro.
  2. Su concentración de sodio es de 5-7mg/100ml, muy inferior y el electrolito que más se pierde por la sudoración
  3. Su concentración de potasio es adecuada

Por lo que no, podemos decir que la cerveza no es una buena bebida de reposición.

 

CONTEXTO DEL CONSUMO DE ALCOHOL

No voy a ser el que te venga a decir que beber una cerveza es lo peor del mundo. En absoluto.

Sin embargo, tienes que tener en cuenta que los beneficios sobre la misma se ensalzan hasta la saciedad por dichos grupos anteriormente mencionados y que hacen creer a la población que es una bebida saludable cuando no lo es. Simplemente por el alcohol que contiene ya niega todos los posibles beneficios que pudiera tener a nivel de salud, y los elementos que tiene que podrían ser saludables se encuentran en mayor cantidad en otras fuentes.

Mi punto es que si te quieres tomar una cerveza de vez en cuando te la tomes, pero que no lo hagas pensando que tu salud se beneficia de ello. Hazlo porque te gusta y punto.

También tenemos que tener en cuenta que en España, según la OMS, se empieza a beber a los 13 años y que según la misma:

  1. Se ha identificado el consumo de alcohol como cancerígeno en los siguientes tipos de cáncer: oral, nasofaringe, faringe, orofaringe, laringe, esófago, colon, recto, hígado y mama en mujeres, y se estudia la asociación con el de páncreas. A mayor consumo más aumenta el riesgo de todos estos tipos de cáncer. Incluso un consumo tan bajo como el de una bebida al día implica el aumento significativo de algunos tipos de cáncer, como por ejemplo el cáncer de mama en las mujeres.
  2. El consumo de alcohol implica, independientemente de si es consumo moderado o elevado, efectos perjudiciales sobre la hipertensión, la fibrilación auricular y el accidente cerebrovascular hemorrágico.

También sabemos que somos una cultura que es bebedora, que casi el 20% de los españoles bebe a diario y no precisamente en moderación, que una gran cantidad de accidentes tanto laborales como de tráfico están directamente vinculados con el consumo de alcohol…..Creo que en este contexto incitar a su consumo desde los medios de comunicación es terriblemente irresponsable.

Nuevamente, no es un tema de beber una cerveza o no. Es el hecho de incitar a su consumo como algo saludable en un país que ya de por sí es bebedor y que sufre de las consecuencias de un exceso de alcohol. Son cosas completamente diferentes.

 

FINALIZANDO

Si podemos sacar conclusiones del artículo:

  1. No se pueden hacer declaraciones saludables en bebidas de una graduación mayor de 1,2%
  2. Hay claros conflictos de interés en grupos que promueven el consumo de cerveza como algo saludable
  3. La cerveza tiene vitaminas y minerales, pero no se obtienen únicamente de la cerveza. Hay muchos otros alimentos con esos minerales en mayor cantidad y que se absorben mejor.
  4. A pesar de que la cerveza no es una bebida excesivamente calórica, su relación con el sobrepeso en cantidades moderadas no está clara y la evidencia no tiene mucha calidad. Para consumo de más de 2 cervezas al día, sí que se relaciona con el sobrepeso.
  5. España es un país ya de por si bebedor. Incitar a aumentar el consumo escudándose en propiedades saludables es irresponsable desde un punto de vista sanitario y saludable.

 



 

Antes de acabar el post me gustaría comentarte que no te olvides de seguirme en mis redes sociales, ya que soy muy activo en ellas y subo mucho contenido.


facebook_2015_logo_detailTwitter_Logo_Hd_Png_06instagram-logo1

 

También quiero aprovechar para recordar que a pesar de toda la información gratuita que subo, dispongo de un apartado de asesorías y otro de consultorías. Puedes ver toda la información en los apartados de abajo.

Asesorías consultoria

 

Acerca del autor Ver todas las entradas Web del autor

Victor

Me llamo Víctor y soy el creador de fitnessreal.es

Llevo casi 5 años en el gimnasio y si de algo me he dado cuenta es que en el mundo del gimnasio y la nutrición lo que más abunda es la desinformación y los mitos absurdos.

Por eso creé fitnessreal, para ayudar a la mayor cantidad de gente posible a no cometer todos los errores que yo sí he cometido y hacer más sencillo y gratificante un camino de por sí plagado obstáculos y sacrificios, pero aún así increíble y lleno de satisfacciones.

19 CommentsDeja un comentario

  • ¿Y en el caso de la cerveza sin alcohol sí que se podría declarar como bebida saludable? Por el tema de la graduación de alcohol, digo.

    Vota
  • Genial! Me encanta la divulgación que haces! Bien informado!es fundamental este tipo de información en la sociedad actual.Esta todo demasiado influenciado por la publicidad y los conflictos de intereses! Un saludo

    Vota
  • Chapo Victor, otro mito que se sacan de la manga sin base de ningún tipo. Lo próximo en oírse puede ser que el aceite de palma es cojonudo en el desayuno. Un saludo crack

    Vota
    • Al revés, ahora lo del aceite de palma es como lo que pasó con el azúcar, que es lo peor de la vida sin poner en contexto nada.
      Haré un artículo al respecto cuando tenga un rato.

      Un abrazo!

      Vota
  • Buenas, buen artículo, pero no mencionas nada relacionado con el IG de la cerveza, que según creo sería relevante no? según creo ronda entre 80 y 120, y esto desde el punto de vista insulínico, podría estar entrar en patrones relacionados con la obesidad, no es así? ya que rara vez la cerveza, como bien dices en el artículo, se toma sola… ayudando a que el cuerpo almacene lo que se toma con ella…

    Buen artículo, un saludo.

    Guillermo Molina.

    Vota
  • Excelente como siempre Víctor, un gran saludo.

    “Recordemos que las frases que empiezan con “Sabías que….” suelen ser chorradas supinas.” Verdad pura y dura como gancho al mentón.

    Vota
  • Saludos desde Argentina. Te leo ya hace mucho tiempo ( gracias a dios jaja ) y aprendí un montón con vos, ademas de que tengo varios cursos hechos 😀 (No soy de comentar post ya que siempre ando con el celular). Tengo 18 años y desde los 15 que entreno así que mas o menos tengo experiencia y siempre me encanta aprender mas… ahora tal vez no tiene que ver mucho con el tema pero quería saber si podrías abordar o explicar el tema de Bisfenol A ( BPA). Tal vez no es el lugar indicado pero me sirve de mucho hablar de esto con alguien de mas experiencia digamos… obviamente no tengo una quimiofobia o no se como se dirá jajaja de esto hablo alimentalogiacruda en un post en instagram pero muy por encima. Acá en argentina ni se tiene en cuenta y en España hay muchos estudios y grupos que tratan de que se llegue a la prohibición. Por eso me llamo mucho el tema, ademas que se encuentra en alimentos y en plásticos.. (botellas de agua,tappers,etc). Podría se un tema interesante también ya que esta pagina esta relacionada con alimentos y podría ser una información útil para toda las personas. Un saludo Víctor.

    Vota
  • Grandes verdades, es ridículo ver que haya gente que quiera pintar a la cerveza como un alimento nutritivo, y te lo dice un consumidor de cerveza. Aunque en mi caso, sólo suelo beberme una “pinta” (473 ml) una vez por semana. Siempre bebo cerveza artesanal, buscando que sea lo menos mala posible, como por ejemplo, que esté hecha con una malta de un cereal más denso nutricionalmente que el resto de cereales (como la de avena en lugar de la de trigo, por más que ambos tengan gluten), con un endulzante sin calorías vacías (como la miel en lugar del azúcar refinado), y sin aditivos. Los otros ingredientes de la cerveza son el lúpulo y la levadura de cerveza. La levadura de cerveza es la que le da las vitaminas del complejo B, es el hongo Saccharomyces cerevisiae.

    Vota
    • Una adición interesante, pero la cantidad que te tomas es baja por lo que su aporte de micros es baja. Vamos, se debería considerar un suplemento, y no lo que la gente dice de la levadura.

      Vota

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

UA-110126798-1