FITNESSREAL.ES

UNA HISTORIA DE ESTEROIDES

Como ya adelanté en twitter hoy voy a escribir un artículo sobre roids.
Pero mucho me temo que no es lo que os pensáis.

No va a ser un artículo sobre como estructurar un ciclo, el PCT, que compuestos usar, etc…Esto no va a estar nunca en esta web porque es un tema que no creo que se deba tratar aquí. Es extenso, complejo, genera mucha controversia, afecta directamente a la salud y sinceramente no sé lo suficiente como para poder atender las mil dudas que saldrían a raíz de esto.

Tampoco va a ser un artículo sobre la moralidad de los esteroides. Ya he dicho mil veces que no estoy a favor ni en contra de ellos, y que cada uno es mayorcito para saber qué hacer con su vida y qué se inyecta en su cuerpo.

Lo que voy a explicar es la única experiencia que he tenido con el mundillo de los roids y espero que os haga pensar un poco sobre cómo hacer lo correcto cuando se trata de temas tan importantes como estos.

 

UNA HISTORIA DE ROIDS

Esto pasó cuando llevaba relativamente poco en el gimnasio. Para los que me seguís desde hace un tiempo sabéis de sobras que antes de empezar en el gimnasio era un esqueleto con patas. Pesaba apenas 50 kilos y llevaba otros 50 kilos de complejos encima mío. De hecho esa fue la razón por la que me metí en el gimnasio.

Banal, podéis pensar. Puede ser. Pero el caso es que fue por eso.

Al principio todo iba bien y empecé a progresar a un ritmo más que correcto. El problema es que era un principiante, y a esas alturas prácticamente cualquier cosa que hagas te hará mejorar. Y una vez pasas esa fase tienes que empezar a hacer las cosas bien si quieres seguir viendo resultados.

Pero claro, en esa época no tenía ni idea de cómo hacer las cosas bien. De hecho no sabía ni siquiera lo que se tenía que hacer. En perspectiva puedo decir que estaba siguiendo una rutina nefasta y sin buscar la progresión, estaba comiendo 8 veces al día sin saber ni siquiera cuantas kcal comía y cuales eran mis macros (y quejándome de que comía mucho y no engordaba, puta genética), y a pesar de haberme plantado en 66 kilos seguía estando muy flaco. Que es lógico, porque a pesar de haber ganado 16 kilos seguía pesando 66 para 1,79.

Y no había manera de mejorar eso. Bueno, de hecho no es que no hubiera manera, es que no estaba haciendo lo que debía hacer. Tan simple como esto.

Así seguí durante todo un año: sin mejorar en los entrenamientos y sin ganar un triste kilo de peso. Y pasó lo que pasó. Me empecé a desesperar. Pero mucho, además. Os acordáis de los 50 kilos de complejos que tenía encima? Pues ahí si que había hipertrofiado…

Ahí entro en escena un tío del gimnasio que conocía y que, en esa época, éramos bastante colegas. Le contaba mis ralladas y él, al final, me propuso hacer un ciclo de roids para solucionar el estancamiento en el que estaba. Inicialmente estaba tan necesitado de gains que accedí sin dudarlo. Me empezó a decir qué compuestos usar, de dónde los iba a conseguir, el material que iba a necesitar, etc…
A todo esto logró convencer a otro chico del gimnasio para que también se ciclara, ya que él también se notaba estancado y quería un extra para motivarse.

Pero en vez de acceder a hacer el ciclo hice una reflexión de última hora. «Oye, estoy accediendo a pincharme una serie de compuestos que no tengo ni idea de qué son, ni qué hacen, ni si tienen efectos secundarios….y todo esto porque me lo está diciendo este tío que está muy fuerte». Me di cuenta que lo que iba a hacer era una auténtica irresponsabilidad.

Por lo que, en el último momento, decidí posponerlo y lo que hice fue ir a casa y dedicar varios meses enteros a leer todo lo que pude sobre esteroides. Cómo se usan, qué compuestos usar, que características tiene cada uno, cómo funciona un post-ciclo, la vida media de cada compuesto, qué efectos secundarios tienen, como evitarlos, etc…Pregunté y pregunté.
Evidentemente no me volví un experto en el tema porque es un tema extremadamente extenso y algunos meses en el fondo es muy poco tiempo para poder ser un experto cuando se trata de esteroides, pero creo que cogí una muy buena base. Suficiente para poder valorar si lo que me estaban intentando vender era correcto o no. De hecho en esa época incluso participé en algunos foros en los que se hablaba de esteroides para poder dar mi opinión sobre algunos temas (post-ciclos por ejemplo, que era uno de los temas que más me llamaba la atención) y aprender de otros usuarios con más experiencia y conocimientos que yo. Al final lo que buscaba era interactuar, debatir y aprender

Y esa base fue la que me permitió ver que el ciclo que el chico ése me estaba planteando era una soberana porquería. No había, literalmente, por donde cogerlo. Estaba mal estructurado, con esteroides infra-dosificados, sin post-ciclo, sin inhibidores de aromatasa, con una lista potencial de efectos secundarios ridícula para los pocos beneficios que ofrecía, etc…

Así que, con todo el respeto, dije que pasaba del asunto, que ya estaba mejor de las ralladas y que prefería seguir como estaba. A raíz de eso es cuando empecé a leer sobre nutrición y entrenamiento, y fue cuando empecé a entender por qué no estaba creciendo:

  1. No tenía ni idea de macros
  2. No tenía ni idea de calorías
  3. No tenía ni idea de entrenamiento
  4. Sí que tenía la cabeza llena de estupideces y mitos
  5. Sí que tenía la despensa llena de suplementos que no servían para absolutamente nada
  6. Sí que tenía menos dinero en mi cartera en consecuencia
  7. Sí que mi novia estaba hasta el gorro de oírme TODO el día hablando de lo mismo.

Y una vez me informé de lo que debía hacer, adivinad lo que pasó. Efectivamente, volví a ver progresos. Me dejé de tonterías, empecé a comer como tocaba, a entrenar bien y mirad, hasta hoy que siguen esos progresos. Más lentos, por supuesto, pero siguen llegando.

Y menos mal que no lo hice, porque me habría metido un ciclo desastroso, con un entrenamiento horroroso y una dieta penosa. Vamos, un cóctel tremebundo.

 

¿Y CON EL OTRO CHICO QUÉ PASÓ?

Buena pregunta.

El otro chico no se informó en absoluto y al final se cicló. Decidió fiarse porque el que nos iba a vender el asunto «estaba muy cachas» y por lo tanto «sabrá mucho del tema».

¿Os suena?

«Es que como 1000 gramos de proteína al día porque hay un mazado en mi gym que lo hace y debe saber mucho, porque está mazado»
«Pues yo entreno weider porque leí en una revista que Ronnie Coleman entrena así y está muy grande y es Mr.Olympia, algo sabrá del tema»
«Es que yo me tomo tal suplemento porque mi entrenador (que evidentemente es 24 veces campeón de España de culturismo y sin embargo no lo he oído en la vida, fíjate) me dice que sirve. Y él sabe de lo que habla»

Falacia Ad Verecundiam de cajón.

Bueno, el tema es que el chico al final se ciclo y, evidentemente, se puso bastante grande. Fue escandaloso. A esto tengo que añadir que él era un tío grande de base y que su dieta era mucho más correcta que la mía. Yo probablemente no habría visto esos resultados tan drásticos.

Y mientras estaba ciclándose me comentó que todo iba perfecto y que no notaba ningún efecto secundario. Todo ventajas. Hasta que me lo encontré unos meses más tarde y me reconoció que todo eso era mentira, que se había puesto muy grande pero:

  1. Le salió ginecomastia
  2. Le salió acné en la espalda
  3. Tuvo episodios de disfunción eréctil
  4. Tuvo los triglicéridos por las nubes durante una buena temporada
  5. Sus niveles de LDL eran elevadísimos y su HDL estaba por los suelos

Y, sin embargo, cualquiera que lo hubiera visto se habría fijado en que se puso enorme y si le hubieran preguntado les habría dicho que «todo iba genial». Pero la realidad era otra completamente. Para que veáis que no es oro todo lo que reluce.

 

¿QUÉ QUIERO TRANSMITIR CON ESTO?

Pues varias cosas. A saber:

  1. Antes de estar pensando en ciclarte…ten seguro que estás haciendo las cosas básicas bien. No te líes. Puedes llegar muy lejos haciendo las 4 cosas básicas bien y con constancia. Si no ves resultados lo más seguro es que estés haciendo algo básico mal. Nuevamente, es tan simple como eso. Nos encanta complicarnos la existencia.
  2. Antes de estar pensando en ciclarte…intenta no tener falsas expectativas sobre los resultados que puedes obtener. Mucha gente se desespera por no progresar lo suficientemente rápido cuando las expectativa que tiene de progreso son ridículas. No te emociones y no te creas lo que te quieren vender 4 vende-humos de turno. Los progresos son lentos, y la paciencia y constancia son tus aliadas. Así que primero persevera en eso.
  3. Antes de estar pensando en ciclarte…LEE. Lee mucho sobre el tema y empápate de conocimiento. Si decides hacerlo ten en cuenta el riesgo que vas a correr si decides hacer caso a un tío random en vez de tener tú claro qué vas a hacer, cómo lo vas a hacer y por qué lo vas a hacer. Tienes mil sitios para aprender, mil libros para leer y mil foros donde preguntar. Nuevamente, tú eres responsable de lo que haces con tu vida ( yo no te voy a decir que lo hagas o que no lo hagas ) pero coño, si lo vas a hacer, hazlo bien y con cabeza. El gimnasio está lleno de gente que se mete chucherías y no parece ni que haya levantado una pesa. No quieras ser uno de ellos.
  4. Antes de estar pensando en ciclarte….ten muy claro dónde te estás metiendo y ten muy claro los riesgos que eso entraña. Que luego pasa lo que pasa y vienen los lloros. No, cada uno es responsable de lo que hace, y es responsable de hacerlo con cabeza.

 

SI TE HA SIDO ÚTIL ESTE ARTÍCULO TE AGRADECERÍA QUE LO COMPARTIERAS PARA QUE MAS GENTE PUEDA BENEFICIARSE. SI TIENES ALGUNA DUDA O COMENTARIO, DÉJALO EN LA SECCIÓN DE ABAJO.

SÍGUEME EN:

TWITTER
FACEBOOK

 

 

Acerca del autor Ver todas las entradas Web del autor

Victor

Me llamo Víctor y soy el creador de fitnessreal.es

Llevo casi 5 años en el gimnasio y si de algo me he dado cuenta es que en el mundo del gimnasio y la nutrición lo que más abunda es la desinformación y los mitos absurdos.

Por eso creé fitnessreal, para ayudar a la mayor cantidad de gente posible a no cometer todos los errores que yo sí he cometido y hacer más sencillo y gratificante un camino de por sí plagado obstáculos y sacrificios, pero aún así increíble y lleno de satisfacciones.

29 CommentsDeja un comentario

  • Gran verdad amigo..!! por desgracia este mundo del culturismo es una montaña de mentiras sontenidas por una geringuilla. Deberías de publicar este artículo en muchos foros a ver si abre los ojos a más de uno. Pongo la mano en el fuego y digo rotundamente que el 95% de los culturistas en España y seguro que en el resto del mudo, no saben realmente como han llegado a tener esos físicos, es decir, nunca van a decir que ha sido gracias a la química, no..!! ellos son los más fuertes, los más que se sacrifican, son unos expertos en entrenamiento y nutrición…etc,etc… y bla.bla.,bla incluso inventan sistemas de entreno.. jajaj esto ya es para flipar, tios que se meten aceite y tienen los huevos de decir como entrenar para mejorar esto y lo otro, un sin sentido vamos..!! gracias por el artículo.

    Vota
  • –Qué gran verdad. Además muchos intentan ponerse más grandes por que creen que a las mujeres nos gustará más, nada más lejos de la realidad.
    Muchas veces ha salido la conversación con amigas, y siempre llegamos a la misma opinión, y es que cuanto más natural mucho mejor, y cuando más «artificial», bastante más feo y repugnante.

    Vota
    • Esto es el debate de nunca acabar Susana jaja.
      Yo por experiencia propia diré que las mujeres prefieren en general un cuerpo trabajado pero sin llegar a ser exagerado. Pero ya te digo, que es únicamente por experiencias personales.

      Un saludo!

      Vota
  • La industria del fitness propugna que su gran objetivo es la vida sana y para ello utilizan como imagen a modelos hasta las cejas de fármacos.

    Igual exagero pero con todo esto del culto al cuerpo es probable que suframos una epidemia de trastornos psicologicos y alimenticios más pronto que tarde.

    Vota
    • ¿Más pronto que tarde? Creo que trastornos psicológicos como la anorexia, la bulimia, la vigorexia o la dismorfia corporal llevan ya unos cuantos años dando problemas muy serios. Por experiencia personal sé que algunos de ellos están bastante más extendidos de lo que la gente cree.

      Vota
  • Muy buen artículo, el problema de la gente es ese, complejos y mucha falta de conocimiento/información.

    Últimamente me ha pasado que mucha gente me viene preguntado sobre ésto y suplementos y a todos le digo que se informen en internet que tienen de todo. Como bien dices Víctor, si ven que creces más es porque te metes X cosa y todos lo quieren.

    Vota
  • Pro si t en un artculo dijist q t metiass de tdooo. Creatina d esa, minoacidos…es sn cm steroids, t jden el igdo primo.

    Es broma. Buen articulo. Esperando mas!!

    Vota
  • Victor

    Que opinarias de un chico delgado ( ectomorfo ), que pesaba 63 kg, y en menos de 2 años está en 78 kg definido.

    Es un caso que me he encontrado y me surgen dudas por que de «drogas» desconozco mucho, y me parece un progreso tremendo para un ectomorfo en menos de 2 años, y vete a saber si desde el principio hizo las cosas mal y todo eso que te resta tiempo.

    Vota
    • Buf, es imposible decirlo con seguridad. Lo importante es si realmente debe importar eso ^^
      Que haga lo que quiera, céntrate en tu progreso. He visto cambios naturales muy heavys, por lo que podría ser natural. Pero ya te digo, imposible decirlo con seguridad.

      Vota
  • Gracias por el articulo amigo..Me hiciste amar demasiado mi dieta y mi entrenamiento limpio jajaja. De solo pensar en los efectos secundarios de los esteroides me siento un agradecido de la vida por jamas haber pensando en meterme ciclos.

    Un abrazo.

    Vota
  • ¿Tu amigo consiguió resultados escandalosos con un mal ciclo, sin post-ciclo sin inhibidores de aromatasa y con una dieta simplemente «correcta»? Estoy pensando hacer uno muy suave para principiantes, pero bien hecho con post-ciclo y dieta estricta, pero me tira para atrás gastarme dinero y no conseguir resultados buenos y visibles. Yo sí que me he informado mucho mucho y estoy dispuesto a correr los riesgos que hay, pero necesito saber experiencias. Se «desinfló» pronto? siguió haciéndolo bien y mantuvo?

    Vota
  • Aue opinas de los sarms? Parecen ser bastante seguros, no hay aromatización ni reducción, tampoco toxicidad hepática, precio asequible y dicen que tienen buenos resultados… A mi me dan muy mala espina, todavia se sabe muy poco de ellos y no creo que algo tan maravilloso no tenga un coste para tu salud.

    Vota
  • Muy buen artículo, sí señor.
    Hace años, cuando empezaba a entrenar, el dueño del gimnasio al que iba por aquel entonces, me dijo que con mi genética (cintura muy estrecha, ancho de hombros, piernas grandes, caja torácica amplia, muñecas y tobillos estrechos) y la base que tenía (según él, para no tomar absolutamente nada, ni siquiera suplementos, se me veía grande) y una buena preparación, me convertiría en un campeón. Me dio miedo y le dije que no. Soy demasiado aprensivo para meterme una preparación, y luego la pasta que te dejas, que es algo a tener en cuenta. Prefiero gastarme el dinero en otras cosas. Es cuestión de prioridades.

    Vota

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

UA-110126798-1