FITNESSREAL.ES

ESTUDIOS CONTRADICTORIOS

El hecho de que haya un estudio científico que aparentemente respalde literalmente cualquier postura hace que mucha gente tome distancia del asunto y crea que los estudios científicos no sirven. De hecho, eso hace que surja en la gente cada vez más confusión. Como si no hubiera suficiente ya…

Pero al contrario: los estudios científicos sirven, pero hay que entender el estudio que tienes entre manos para poder utilizarlo en la defensa de tu postura.

En este artículo voy a explicar algunos errores comunes en referente a estas situaciones y qué hacer al respecto.

 

1- CONFLICTO DE INTERÉS

Es muy común ver estudios ( sobretodo los que se hacen en suplementos ) que están financiados por X persona o Y empresa que tiene un interés importante en que el producto/método/suplemento salga bien parado. Y por supuesto, si ha puesto pasta, no sale defraudado.

No es raro ver estudios hechos en suplementos que “”demuestran sin lugar a dudas”” que el suplemento en cuestión es literalmente la revolución en el mundo del fitness. Y es curioso ver que cuando laboratorios independientes estudian el mismo suplemento no llegan a las mismas conclusiones.

Un ejemplo claro es el caso del suplemento HMB, que los primeros estudios que salieron mostrando su eficacia fueron financiados por la persona que tiene la patente del suplemento. Eso no invalida los resultados automáticamente, pero creo que en este caso hay que actuar con mucha cautela y esperar a que otros estudios de laboratorios independientes den su opinión del asunto.

 

2-ESTUDIOS NO COMPARABLES

Esto es algo que ocurre con una frecuencia increíble.

Ocurre cuando hay dos estudios que parece que hablen de lo mismo y que sus conclusiones se contradicen, pero que si observas con atención y ves la metodología que se ha seguido en ambos casos ves que hay diferencias claves que hacen que no se puedan comparar y que es lógico que den resultados contradictorios.

EJEMPLO:

Esto es algo que ocurre muy frecuentemente en los defensores de la dieta Low-Carb para la pérdida de peso.
Hay varios estudios ( ésteésteésteéste éste por ejemplo ) que “demuestran” que las personas siguiendo una dieta baja en CH pierden más peso que con una dieta alta en CH. Eso estaría muy bien si no fuera porque pasan por alto un factor crucial: la cantidad de proteína.

Los estudios que demuestran la efectividad de la dieta low-carb son estudios en los que el grupo que ha consumido bajos CH han tomado mucha proteína frente al grupo de altos CH, que han consumido poca o menos, como mínimo.

Cuando la proteína se iguala, las diferencias de pérdida de peso son inexistentes, por lo que no se puede decir que una dieta low-carb sea mejor. Por estos estudios se puede concluir que “haciendo una dieta baja en CH y alta en proteínas es mejor que hacerla alta en CH y baja en proteínas”. 

Pero repito: no se puede decir que una dieta baja en CH es mejor.

 

3-FALTA DE SUJETOS

Hay veces que los estudios similares dan resultados diferentes porque no tenían suficientes sujetos para que el resultado fuera estadísticamente significativo.

Para esto se crearon los metaanálisis, que consisten en agrupar los estudios similares más pequeños en un estudio más grande y, por ende, con un grupo más numeroso de sujetos y sacar conclusiones de ahí.

Su naturaleza hace que un metaanálisis tenga el mayor grado de validación en cuanto a pruebas científicas se refiere. Las conclusiones de un metaanálisis siempre tendrán más peso que las de un estudio individual.

Siguiendo el ejemplo anterior tenemos un metaanálisis que concluye lo que he dicho anteriormente respecto a las dietas low-carb.

 

4-ESTUDIOS NO APLICABLES A LA VIDA REAL

Esto pasa a menudo y es usado por los más alarmistas para crear un miedo social a X factor. Y les suele salir sorprendentemente bien.

La táctica aquí es hacer un estudio con unas condiciones extremas y normalmente ridículas para crear un resultado negativo deseado y luego querer aplicar ése resultado a una situación menos extrema o normal, esperando resultados similares o diciendo que los resultados serán los mismos. ¿Un poco lioso?

ME EXPLICO:

Un caso particularmente llamativo de esto se ha dado en los últimos años con la fructosa. Y para crear el miedo al CH en cuestión se sacan de la manga un estudio que “demuestra” que el consumo de fructosa aumenta los niveles de triglicéridos en sangre y aumenta los niveles de colesterol en sólo 7 días. Claro, eso da mucho miedo. La fructosa debe ser mortífera como mínimo.

Luego observas el estudio y la metodología es la siguiente: durante 7 días los sujetos tomarán una dieta alta en fructosa que consiste en tomar 3,5 gramos de fructosa por kilo corporal. Vamos, que una persona de 80 kilos tomará casi 300 gramos diarios. Y en forma de bebida. El equivalente en fructosa a 15 latas de Coca-Cola. 

¿Y la conclusión es que la fructosa es mala?
No señores, la fructosa es mala en las condiciones aberrantes del estudio. Condiciones que la gran mayoría de personas no cumple y que por lo tanto los resultados del estudio no se le aplicarán.

 

5-ESTUDIOS FALSADOS

Son estudios en los que se oculta parte de la información y de los resultados obtenidos para poder sacar una conclusión del estudio que previamente ya habías tomado. 

EJEMPLO

Un claro ejemplo de lo anterior es el famoso “estudio de los 7 países” del señor Ancel Keys.

En ese estudio se observaron 7 países y su consumo de grasa saturada en sus dietas respectivas. Se comparó con la cantidad de incidencias de enfermedades cardiovasculares y se concluyó que a mayor grasa saturada en la dieta, mayor riesgo de enfermedad cardiovascular. Y con una bonita gráfica y todo:

ancel-keys-6-countries-study

El problema es que en ése estudio Ancel Keys disponía de datos de 22 países, no de 7. Por lo tanto, si hubiera usado la totalidad de la información de la que disponía no habría podido llegar a esa conclusión ya que no existe tal relación:

Ancel Keys seven countries data

Y si no hubiera llegado a esa conclusión tendenciosa las grasas saturadas no habrían recibido el odio que han recibido y que a día de hoy aún tienen que aguantar.

Para dejar claro que lo anterior es literalmente ridículo hay 3 metaanálisis que corroboran que no existe relación entre ambas causas:

 

CONCLUSIÓN

Los estudios científicos sirven, pero hay que saber qué dicen y en qué circunstancias están hechos. Por lo tanto hay que leer el estudio en su totalidad y no únicamente el resumen.

 

SI TE HA SIDO ÚTIL ESTE ARTÍCULO TE AGRADECERÍA QUE LO COMPARTIERAS PARA QUE MAS GENTE PUEDA BENEFICIARSE. SI TIENES ALGUNA DUDA O COMENTARIO, DÉJALO EN LA SECCIÓN DE ABAJO.

SÍGUEME EN:

TWITTER
FACEBOOK

 

Acerca del autor Ver todas las entradas Web del autor

Victor

Me llamo Víctor y soy el creador de fitnessreal.es

Llevo casi 5 años en el gimnasio y si de algo me he dado cuenta es que en el mundo del gimnasio y la nutrición lo que más abunda es la desinformación y los mitos absurdos.

Por eso creé fitnessreal, para ayudar a la mayor cantidad de gente posible a no cometer todos los errores que yo sí he cometido y hacer más sencillo y gratificante un camino de por sí plagado obstáculos y sacrificios, pero aún así increíble y lleno de satisfacciones.

4 CommentsDeja un comentario

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *